El moho es un fenómeno natural que aparece en ambientes muy húmedos. Normalmente tras las lluvias constantes, zonas húmedas, poco soleadas…
Los mohos son organismos que no son ni plantas ni animales. Son parte del reino de los hongos. Las condiciones húmedas y cálidas favorecen su crecimiento.

Estos hongos se adhieren a la materia orgánica de la que se alimentan al descomponerla químicamente. Pueden crecer prácticamente en todo tipo de materiales como pueden ser madera, paredes, textiles, baldosas, escayolas, comida o papel.
Dependiendo del grado de porosidad de la superficie puede influir más o menos en que propaguen con mayor o menor rapidez por suelos, paredes, tejados… Una vez infectada la superficie, los mencionados organismos vegetales se extienden con rapidez.

Neoquim, soluciones y productos químicos profesionales Blog

Los mohos más comunes son Cladosporium, Penicillium, Aspergillus y Alternaria. Los mohos pueden ser de varios colores: negro, blanco, verde (conocido como verdín)…
El moho verde o verdín suele aparecer en zonas con proximidad de árboles o terrenos de cultivo. El verdín aparece cuando el agua es absorbida por la baldosa de barro y es retenida en las cavidades interiores de la misma, al tiempo que desde el punto de vista climatológico, el área no es muy soleada o no está muy ventilada.

El moho produce “esporas” que no se ven pero flotan en el aire y pueden sobrevivir en diferentes condiciones ambientales causando problemas de salud, uno de los problemas más habituales son las alergias causadas por la inhalación de sus esporas, provocando irritación en las vías respiratorias, la garganta o de los ojos. Otros síntomas conocidos son: Tos, fiebre, dolor de cabeza, irritación en la piel… Otras reacciones severas pueden incluir fiebre y dificultad de respirar.

El moho y el verdín aparecen solos pero hay que ayudarlos a desaparecer porque si no por sí solos no lo hacen. Para ello disponemos de la gama moho/verdín en la que podrá encontrar Limpiadores y Eliminadores de moho y verdín.

Hay dos tipos de productos, uno a base de amonios cuaternarios, con efecto higienizante y otro a base de cloro con efecto blanqueante.
La mejor acción es la prevención, para ello hay pinturas con agentes fungicidas que inhiben la humedad y el moho, especialmente recomendadas para ambientes húmedos o sometidos a condensaciones que evitan la formación de manchas de moho y verdín.
Recuerde que el moho puede ser perjudicial para su salud y la de su familia, póngale solución lo antes posible.