Saber limpiar correctamente las superficies ayuda a reducir el riesgo de contagio por coronavirus.

Actualmente, la Organización Mundial de la Salud, mantiene entre sus recomendaciones a la población para combatir la propagación del Covid-19 seguir una metódica higiene de manos así como realizar una exhaustiva higiene y desinfección de todo tipo de superficies y ambientes.

El Covid-19 es un virus extremadamente contagioso y posee un tiempo de permanencia superficial o “de vida” bastante amplio.

En base a sus características, se ha demostrado que para conseguir una correcta erradicación del mismo es necesario extremar la limpieza de todo tipo de zonas, especialmente aquellas superficies con las que se mantenga un mayor contacto.

Para reducir o eliminar la carga microbiológica de estas superficies y mantenerlas en un correcto estado de conservación, pueden realizarse dos procesos bien diferenciados en cuanto al porcentaje de patógenos eliminados:

  • Por un lado, puede realizarse un proceso de limpieza o higienización, mediante el empleo de agua y jabón, en el que se eliminan hasta el 80% de los microorganismos o patógenos presentes en la superficie.
  • Por otro lado, puede ejecutarse un proceso de desinfección, en el que se consiguen eliminar hasta el 95% de los contaminantes de la superficie tratada, consiguiéndose superficies totalmente seguras frente a la transmisión de infecciones o enfermedades. Este tipo de procedimientos emplean composiciones químicas que, además de limpiar, eliminan la mayoría de gérmenes.

Cabe destacar, que el proceso de desinfección ha de ser, generalmente, complementario al proceso de limpieza, ya que los compuestos desinfectantes muestran una mayor actividad anti-microbiana cuando las superficies se han limpiado previamente.

Para optimizar el empleo de este tipo de productos han de tenerse en cuenta las siguientes consideraciones:

  • La desinfección no es un sustituto de la limpieza, cuando hay suciedad visible en una superficie, lo correcto es limpiar para después proceder a desinfectar correctamente.
  • Los desinfectantes actúan por contacto directo, por lo que únicamente actúan en la superficie o ambiente en el que se han aplicado.
  • Requieren de un tiempo mínimo de actuación que suele oscilar entre los 5 y 10 minutos. Si este tiempo no se respeta, el proceso de desinfección no será efectivo.
  • Pueden ser concentrados (que necesitan ser diluidos) y listos al uso (sin diluir). En el primero de los casos, ha de respetarse la dosificación recomendada por el fabricante. Sólo así, se logran los mejores resultados con la mínima cantidad de producto.
  • Y para situaciones de desinfección exhaustiva se recomienda terminar el proceso con papel en lugar de bayetas reutilizables así reducimos el riesgo de propagación de las bacterias.

Además, destacar, que para conseguir un entorno higiénicamente seguro y sin patógenos, no basta con desinfectar las zonas más habituales, también se ha de prestar atención a aquellas zonas denominadas como “las grandes olvidadas”:

    • Pomos y manecillas de puertas, ventanas, cajones, armarios, interiores de vehículos, barandillas, pasamanos, interruptores, pulsadores, telefonillos, ascensores, reposabrazos, sillas… etc.

    Por último, para responder a la habitual pregunta ¿Y qué producto empleo?:

    • Para desinfectar la mayoría de zonas comunes, puedes emplear una mezcla de 20 ml de lejía en 980 ml de agua.
      • Pulverizar la mezcla sobre la superficie,
      • Dejar actuar durante 5 minutos y, tras un aclarado tendrás una superficie totalmente desinfectada.
    • Para conseguir una limpieza profesional, también pueden utilizarse productos compuestos por mezclas alcohólicas, o bien desinfectantes profesionales de superficies.

     

    Por seguridad, los productos de limpieza y desinfectantes se deben utilizar con guantes para protegerse las manos.

    La limpieza correcta es parte de la prevención.  Entre todos frenaremos esta pandemia.


Otros artículos similares:

Tres desinfectantes para industria alimentaria

Productos relacionados

Neoquim, soluciones y productos químicos profesionales Blog

3 Desinfectantes para el virus