Actualmente la palabra nanotecnología no es extraña de oír pero sí de entender…

La nanotecnología es la ciencia que se desarrolla a nivel de átomos y moléculas, incorporando conocimientos de la química, la biología, la física y otras tantas disciplinas, para lograr resolver distintos problemas de diferentes ámbitos como:

  • Medio Ambiente, Energía, Medicina, Construcción, Textil, Alimentación, etc.

Se encarga de trabajar o manipular átomos o moléculas imposible de imaginar en tamaño por lo extremadamente diminutos que son.

Si intentamos imaginar el tamaño de un nanómetro, podemos poner como ejemplo un cabello humano, su grosor podría equivaler a 80.000 nanómetros aproximadamente, lo que significa que un nanómetro es “invisible”…

Un nanómetro es a un milímetro, lo que un milímetro es a un kilómetro y detallamos la escala:

Kilómetro (Km): 1.000 metros (103 metros)

Hectómetro (Hm): 100 metros (102 metros)

Decámetro (Dam): 10 metros (101 metros)

METRO (M)

Decímetro (dm): 0,1 metro (10-1 metros)

Centímetro (cm): 0,01 metro (10-2 metros)

Milímetro (mm): 0,001 metro (10-3 metros)

Micrómetro (µm): 0,000001 (10-6 metros)

Nanómetro (nm): 0,000000001 (10-9 metros)

Neoquim, soluciones y productos químicos profesionales Blog

La nanotecnología requiere de conocimientos en química, informática y medicina entre otras ciencias. Es actualmente una realidad con un futuro importante en distintos ámbitos entre los que resaltamos los siguientes:

  • Química: en la industria química ya se cuentan con muchos productos nanotecnológicos entre los que podemos resaltar protectores antiesuciamiento, contra graffitis, adhesivos, cristales, cal, huellas…
    Estos nuevos productos protegen las superficies tratadas retrasando considerablemente la aparición de la suciedad y facilitando su limpieza posterior.
  • Salud/Medicina: sondas nanoscópicas, biosensores moleculares, nanotransportadores de fármacos, nanorobots capaces de reconstruir tejidos, reparar fisuras o destruir células  cancerígenas son algunas de las aplicaciones sobre las que trabaja la nanomedicina.
  • Medio Ambiente: la nanotecnología trabaja para mejorar el medio ambiente a través de nanosensores que detecten zonas contaminadas y poderlas sanear. Mediante nanomateriales, nanotubos y nanofiltros entre otros se trabajará para eliminar sustancias tóxicas, residuos, bacterias y virus.
  • Construcción: en este sector lo más novedoso será ver como a través de nanotubos y nanofibras se consiguen materiales más resistentes, ligeros, duraderos y con la capacidad para medir el estado de fisuración, desgaste y deformación producida a lo largo de su vida útil. También será posible ver superficies inteligentes construidas a base de nanomateriales autolimpiantes y autoreparables.
  • Textil: los tejidos inteligentes (smart textiles) serán la revolución en este sector con nanochips que controlarán la temperatura para evitar el sudor corporal. Los nano-recubrimientos serán inodoros, impermeables, inmunes a las manchas, contendrán efecto antimicrobiano y de mayor resistencia mecánica y balística.
  • Cosmética: la nanotecnología también se preocupa de desarrollar productos de belleza, uno de los productos más estudiado en este sector posiblemente sean las cremas solares con nanoparticulas que actuarán como filtros solares para bloquear los rayos ultravioleta, las cremas reparadoras de imperfecciones, antiarrugas…

Como ya vamos viendo, la nanotecnología ha llegado y su futuro es infinito, es muy importante que se desarrolle de manera responsable. Puede ser la solución a gran número de problemas de la humanidad.

Pero como sucede con todo, un error o un mal uso puede afectarnos de tal manera que incluso lleve a la sociedad a un mundo mucho peor del que actualmente se encuentra.

La nanotecnología responsable puede conseguir un mundo mucho mejor de lo que cualquiera haya conseguido imaginar.

Esto acaba de empezar, queda mucho por estudiar.