La piedra es un mineral muy utilizado en construcción, rehabilitación y decoración porque cuenta con mucha variedad y se adapta a cualquier estilo de decoración aportando una personalidad propia irrepetible.

Entre sus múltiples cualidades podemos destacar  térmicas y acústicas

La piedra es un buen aislante térmico, aportando frescura en verano y calidez en inverno, esta importante característica, conlleva un ahorro energético.

También es aislante acústico y la emisión de ruido del exterior es inferior.

Es un material resistente válido para suelos, paredes, techos, encimeras…su campo de aplicación no tiene límites, se pueden decorar interiores y exteriores, siendo capaz de convertir cualquier estancia en un rincón acogedor irrepetible.

Cualquier lugar con piedra transmite fuerza, personalidad, dureza, confort y elegancia, por este motivo, decorar con piedra, bien sea natural o artificial siempre es una inversión de calidad acertada, la diversidad que hoy podemos encontrar en mármol, granito, caliza, arenisca… es tal que puede que tardemos en decidirnos.

Cuando decoramos, queremos que la superficie de piedra mantenga siempre su belleza inalterable, para estos casos, los profesionales del sector de piedra ya conocen el tratamiento más adecuado en función del tipo de piedra y tipo de superficie y cuentan con productos de alta calidad.

Dependiendo del lugar se precisará un tratamiento diferente a otro si se trata de suelos, escaleras, encimeras, fachadas, así como también influirá la climatología.

El tratamiento de la piedra es tan extenso que en manos de profesionales ofrece soluciones para todo, existen productos para:

– proteger,

– realzar el color,

– aumentar el brillo,

– quitar manchas superficiales,

– eliminar oxido…

¿¿Y a ti te gusta la decoración con piedra??