¿Qué es un desengrasante?

Qué es un desengrasante

Los desengrasantes son productos químicos que sirven para la limpieza. Los hay de diferentes tipos y es importante conocerlos ya que sus usos pueden ser infinitos. Si estás buscando aprender más sobre ellos, a continuación te contamos qué es exactamente un desengrasante, los tipos de desengrasantes y sus aplicaciones.

¿Qué es exactamente un desengrasante?

Los desengrasantes son sustancias que tienen una composición alcalina que es capaz de poder eliminar la presencia de grasas y aceites de cualquier superficie, mediante una reacción química que se produce por su contacto.

Los desengrasantes ayudan a remover la suciedad facilitando su limpieza.

Por otro lado es importante saber que según el uso que se les vaya a dar estos vienen clasificados en dos tipos:

  • Los de uso doméstico 
  • Los de uso industrial.

Por lo general, los segundos mencionados, son mucho más potentes debido a su formulación y concentración, proporcionando una mejor limpieza. 

En el caso de los desengrasantes domésticos estos no son únicamente los que se utilizan en las casas, ya que dentro de esta clasificación también encontramos los que se usan para limpiar superficies de todo tipo, los que se usan para limpiar restaurantes e incluso oficinas de trabajo. Estos tienen una acción de limpieza moderada y su precio es bastante económico porque generalmente son productos listos para usar (no concentrados).

Mientras que los desengrasantes de tipo industrial, son aquellos que garantizan una limpieza parcial, pues su composición es mucho más concentrada y la eliminación de grasas y aceites acumulados se limpian con mucha más facilidad.  Tienen una acción limpiadora más potente.

Tipos de desengrasantes

Fuera de la clasificación según sus usos, los desengrasantes tienen otra clasificación muy importante y esta se fundamenta en la composición química que tiene la sustancia alcalina. Dependiendo de la suciedad a eliminar se elegirá:

  • Los desengrasantes a base de un solvente, la acción de disolución de aceites y gracias es producida por una reacción química del disolvente, debido a que este permite deshidratar la molécula de grasa que reside sobre una superficie. 

  • Los desengrasantes a base de agua, este tipo de desengrasante actúa como un emulsor para las grasas y los aceites, ya que al actuar sobre estas moléculas, las mismas se desprenden de la superficie, y al perder su adherencia con ella, entonces su removido es mucho más fácil. 

  • Los desengrasantes orgánicos, la acción desengrasante que tienen este tipo de sustancias es muy similar a la de los solventes, ya que permite que haya una disolución de la grasa. Sin embargo, la diferencia clara se encuentra en la base del producto, el cual proviene de hidrocarburos. 

  • Los desengrasantes inorgánicos, se trata de un desengrasante que es formulado a base de agua, y al igual que los de este tipo ayudan a la emulsión entre la grasa y el agua. Por lo general, son más neutros que los tres que mencionamos recientemente y son excelentes para cuando el clima es muy caliente o muy frio. 

Usos o aplicaciones de los desengrasantes

Ahora que ya conocemos que es verdaderamente un desengrasante, como actúa y sus clasificaciones más comunes, ha llegado el momento de hablar sobre sus aplicaciones. Las cuales realmente son infinitas, pero para objeto de la explicación describiremos los casos más comunes. 

    1. En la cocina, sirve para limpiar utensilios, remover grasa de cualquier sitio de la cerámica, limpiar los electrodomésticos (en especial aquellos que son de acero inoxidable), para limpiar ventanas, la estufa, el horno, el piso, la campana, los estantes, entre otros sitios en donde pueda haber presencia de grasa o aceite. 

    2. En el baño, son excelente para limpiar las repisas, los azulejos, la cerámica, la tina, los lavamanos, el piso e incluso los armarios (en caso de que haya uno).

    3. En el piso de la casa, esta es la superficie más propensa a ensuciarse por cualquier tipo de grasa, por ejemplo: el orine de los perros, el cual se vuelve grasoso y si no se limpia con desengrasante toda la superficie queda pegajosa. 

    4. En la tapicería, no se debe aplicar grandes cantidades, sino con un trapo húmedo, así no se daña la tela y se evita que se manche.

    5. En papel vinil, tiene la capacidad de remover manchas y pinturas que hayan caído sobre él. 

    6. Los juguetes de plástico, ayudan a eliminar la suciedad que se pega en ellos. 

    7. En las ollas y sartenes. 

    8. En las parrillas de los asadores, para remover la grasa que se haya pegado allí. 


 

Otros artículos similares:

Hidrofugar o impermeabilizar

Últimos artículos