Neoquim, soluciones y productos químicos profesionales Blog

La limpieza y desinfección de útiles y superficies es fundamental para evitar infecciones especialmente en determinadas áreas y sectores, como son la industria alimentaria, los centros sanitarios, los laboratorios, las cocinas o los baños…

La desinfección en la industria alimentaria tiene 2 propósitos:

  • PREVENIR LAS ENFERMEDADES DE TRANSMISIÓN ALIMENTARIA
  • PREVENIR LA ALTERACIÓN DE LOS ALIMENTOS

Un desinfectante debe:

  • No ser tóxico, ni corrosivos para los equipos.
  • Debe tener la capacidad de formar una capa protectora antiséptica.
  • Tener un amplio rango efectivo y efecto comprobado sobre bacterias, virus, hongos, etc.

En este artículo vamos a destacar 3 desinfectantes para industria alimentaria:

Peróxido de hidrógeno (H2O2)

El peróxido de hidrógeno, conocido también como agua oxigenada, es un agente químico líquido, incoloro a temperatura ambiente y que posee propiedades antisépticas. Muchas personas asumen que el peróxido de hidrógeno es un producto químico hecho por el hombre. Pero realmente es una sustancia que se encuentra en la naturaleza. Pequeños rastros de peróxido de hidrógeno son encontrados en el agua de lluvia, ríos, lagos, nieve, hielo, leche materna, miel y en una variedad de plantas. De ésta manera la Madre Naturaleza equilibra el ecosistema sin causar daños o subproductos tóxicos. Nuestro propio cuerpo también produce pequeñas cantidades de esta sustancia, es encontrado en la leche materna, razón por la cual los bebés enferman menos al ser alimentados con leche materna, ya que tiene un efectivo antibacteriano, antiviral y e incluso anti fúngico.

Su acción bactericida se debe a dos motivos:

  • Producción de iones hidroxilo y radicales libres, que actúan oxidando componentes esenciales del microorganismo (lípidos, proteínas y DNA).
  • Liberación de O2 por las catalasas tisulares, que actúa impidiendo la germinación de esporas de anaerobios como Clostridiumtetani. Además, el O2 liberado en su descomposición en forma de burbujas favorece la eliminación de detritus celulares, bacterias y tejidos desvitalizados. En el interior de la bacteria, por acción de la mieloperoxidasa sobre los cloruros y sobre el peróxido de hidrógeno, se forma hipoclorito (presenta poder oxidante y germicida).

Usos del H2O2:

  • Pesticida natural y eficaz que actúa sobre plantas, matando organismos destructivos en el suelo, oxigenando las raíces para prevenir la putrefacción por hongos.
  • Tratamiento de aguas, suprimiendo el crecimiento de algas.
  • Desinfección de superficies (muy usado en industria alimentaria y en sanidad)
  • Desinfección de circuitos cerrados (No espumante)
  • Antiséptico general

Ácido peracético (C2H4O3)

Esta sustancia se produce haciendo reaccionar peróxido de hidrógeno con ácido acético en una solución acuosa. Debido a su carácter no espumante, es muy utilizado en la desinfección de circuitos en instalaciones cerradas.

Es activo frente a bacterias, hongos, levaduras y virus. El ácido peracético es adecuado para la desinfección del agua en las torres de refrigeración; previene la formación de biofilm y previene la bacteria de la legionela (para estos casos se requieren certificados especiales).

Este producto se utiliza para el control poscosecha de las pudriciones causadas por mohos en frutas y hortalizas como tratamiento no contaminante, respetuoso del medio ambiente, contribuyendo asimismo a proteger la salud del consumidor pero su uso no es válido para todas las frutas, ya que puede producir blanqueamiento de pigmentos (fresas y frambuesas). En cambio es muy utilizado para el blanqueamiento de tripas animales.

La actividad desinfectante del ácido peracético radica en su capacidad oxidante sobre la membrana externa de las bacterias, endosporas y levaduras. El mecanismo de oxidación consiste en la transferencia de electrones de la forma oxidada del ácido a los microorganismos, provocando así su inactivación o incluso su muerte. Ejerce su actividad al descomponerse en ácido acético, peróxido de hidrógeno y oxígeno (productos no dañinos)

Por sus características y beneficios, este desinfectante ayuda en una gran variedad de industrias como la alimentaria, procesadoras de alimentos y bebidas, incluyen desde operaciones en plantas donde se procesa carne y aves de corral, hasta enlatadoras y lácteos; así como en ambientes con presencia de dióxido de carbono, tal como es el caso de tanques de fermentación, contenedores de añejamiento o carbonatadores, lo que también hace atractivo su uso en la industria cervecera, vitivinícola y embotelladoras entre otros.

NEOBACTER-100

Limpiador bactericida a base cloruro de benzalconio. El cloruro de benzalconio es un desinfectante, tensioactivo, bactericida e inhibidor de la actividad viral. Es utilizado como sanitizante e higienizante, además dispone de una gran capacidad fungicida. Pertenece a una familia de desinfectantes conocidos como “Amonios Cuaternarios”, muy utilizada en la industria alimentaria y de sanidad, además tienen propiedades emulsionantes y detergentes.

El cloruro de benzalconio actúa a tres niveles sobre las bacterias:

  • Alteración de la membrana celular.
  • Desnaturalización de proteínas.
  • Inactivación enzimática.

Es activo a cualquier pH, pero su pH óptimo de actuación es el alcalino. Su actividad se refuerza por los alcoholes.

Principales usos:

  • Algicida para piscinas.
  • Desinfectante en industria sanitaria y alimentaria.
  • Desinfección de suelos.
  • Fungicida y antibacteriano.
  • Antiséptico en industria dental.