¿Sabes como ayudar a mejorar las prestaciones de tu vehículo?

Una avería del vehículo nos puede suponer un importante desembolso de dinero inesperado.
Hay roturas imposibles de prevenir pero sí que podemos cuidar de nuestro vehículo con la ayuda de los aditivos y prolongar su buen funcionamiento.

Para ello vamos a explicar lo que son los aditivos y que ventajas nos pueden aportar para el cuidado de nuestro vehículo:

¿Qué son los aditivos?

Son productos químicos que se añaden a los vehículos para mejorar las propiedades del aceite lubricante o del combustible ya sea diésel o gasolina o incluso para solucionar alguna fuga.

¿Por qué son necesarios?

Porque mejoran el correcto mantenimiento del motor y por tanto incrementan la vida útil de nuestro coche y pueden ahorrarte más de un problema.

¿Qué ventajas tienen?

El desgaste del vehículo como la salud de las personas, se va resintiendo y los aditivos son importantes para ayudar a reducir o retrasar su desgaste.

Las ventajas más destacadas que aportan los aditivos de vehículos son:

  • Una mejor combustión y una menor emisión de gases contaminantes.
  • Ahorro de combustible.
  • Mejor potencia del motor y reducción de ruidos.
  • Protección contra la corrosión, el óxido y el desgaste.
  • Mayor rendimiento del vehículo.

mantenimiento del vehiculo

En cuanto a los diferentes aditivos que hay, podemos clasificarlos en 4 tipos que pasamos a enumerar y explicar:

1 – Aditivos para mejorar la lubricación:

  • Evitan la oxidación del aceite.
  • Ralentizan los efectos negativos como el desgaste o el bloqueo de filtros.
  • Mejoran la fluidez del aceite.

2 – Aditivos para sistema de inyección:

  • Limpian eficazmente la suciedad y las obstrucciones que se acumulan en el sistema de combustible.
  • Optimizan el rendimiento del vehículo.
  • Reducen el riesgo de averías irreparables del motor.

3 – Aditivos para limpiar el interior del motor:

  • Eliminan la acumulación de residuos y partículas del sistema de lubricación.
  • Reducción de vibraciones del motor.
  • Menor consumo y menor contaminación.

4 – Aditivos para reparar averías:

  • Selladores de fugas de aceite
  • Selladores de fugas de refrigerante.
  • Evita sobrecostes en reparaciones.

En resumen, los aditivos tienen diferentes funciones y nos ayudan a prolongar el buen estado de nuestro vehículo, este mantenimiento nos puede ahorrar mucho dinero en reparaciones de taller y la incomodidad de estar sin tu vehículo mientras lo reparan. Con aditivos profesionales cuidamos de nuestro vehículo.


Otros artículos similares:

¿Bacterias en el combustible?